miércoles, 13 de mayo de 2015

Se va a celebrar el juicio del acusado de agredir con un taburete a un hombre en La Puebla de Almoradiel, cuya víctima falleció al mes y medio de la agresión

La víctima, Juan Carlos Leo, era ingeniero 
y residía en Alcázar con su pareja. 

Jorge Novillo Díaz Maroto será juzgado en la Audiencia Provincial de Toledo, entre finales de junio y principios de julio, por la muerte de Juan Carlos Leo Arellano, ocurrida mes y medio después de sufrir una brutal agresión en un bar de La Puebla de Almoradiel en 2013.

En la vista oral, un jurado popular tendrá que dilucidar si Jorge Novillo cometió un asesinato o un homicidio imprudente. El acusado, con antecedentes penales antes de este ataque mortal, no será la primera vez que se siente en los banquillos de los acusados en la Audiencia Provincial de Toledo. Este tribunal ya le condenó el 30 de enero de 2013 por un delito de lesiones tras dar una paliza a un vecino de La Puebla de Almoradiel en 2009. No obstante, la sentencia fue suspendida el 10 de septiembre por un plazo de dos años.

Sin embargo, cuarenta y siete días después se produjo la espeluznante agresión de Jorge que segó la vida de Juan Carlos Leo un mes y medio más tarde. El suceso ocurrió concretamente el 27 de octubre, madrugada del sábado al domingo, cuando Jorge y Juan Carlos se encontraban, por separado, en el bar «El Cristo» de La Puebla de Almoradiel.

Sobre las 5.30 horas, Jorge estaba junto con dos amigos en ese local del paseo del Cristo. Llevaba horas «bebiendo, fumando cannabis y consumiendo cocaína y metanfetamina», según se recoge en el auto de hechos justificables notificado a las partes con fecha 14 de abril para declarar abierto el juicio oral. Juan Carlos, por su parte, celebraba con su pareja y unos amigos que uno de estos se marchaba a trabajar a Lima (Perú).

En un momento dado, a Juan Carlos se le cayó el teléfono móvil y tuvo una discusión con Jorge Novillo, de 25 años, en la que se profirieron insultos mutuamente, pero sin llegar a las manos. Finalmente, fueron separados por los amigos de ambos.

Sin embargo, diez minutos más tarde, cuando la situación parecía haberse calmado, Jorge cogió con ambas manos un taburete de casi cuatro kilos de peso y lo estrelló contra la cabeza de Juan Carlos, que estaba de espaldas. Este hombre, un ingeniero de telecomunicaciones de 34 años, cayó fulminado en el suelo mientras que Jorge salió huyendo del local.

El jurado popular deberá determinar si el acusado, pese a que pudiera estar agitado o colérico, no actuó con sus facultades volitivas disminuidas, sino que sabía perfectamente lo que hacía.

La Guardia Civil logró detener al agresor al día siguiente. Para entonces, Juan Carlos ya había sido ingresado en el hospital General Universitario de Ciudad Real, donde permaneció hospitalizado hasta su fallecimiento el 7 de diciembre de 2013. No obstante, en su última semana de vida subió a planta y en su habitación llegó a reconocer a la que era su mujer desde 2001 y a la familia. Pero todo se torció y falleció debido a una hemorragia craneal, según Gema Villanueva, abogada de la familia de Juan Carlos.

Por su parte, Jorge Novillo volvió a prisión tras la brutal agresión a Juan Carlos. Había delinquido de nuevo, a pesar de tener en suspenso una pena por lesiones. En la cárcel está desde el 28 de octubre de 2013. Saldrá de allí para el juicio, señalado para los días 20, 30 de junio, y 1, 2 y 3 de julio.

Información vía
Imagen vía

No hay comentarios:

Publicar un comentario